• El origen de las patatas bravas
    El origen de las patatas bravas

    El origen de las patatas bravas

    Si estás de visita por Cantabria y en una de tus paradas buscas dónde comer en Santander y aún no lo has decidido, hay algunos platillos que pueden hacer que te decantes por uno u otro lugar, algunos de ellos tan populares como ricos.

    Las patatas bravas son un claro ejemplo de platillo que puede aclararte dónde comer en Santander. Clásicas, con más de 50 años entre los paladares españoles y con un origen que aquí te contamos.

    Las patatas bravas tienen su nacimiento en 1960, año más, año menos, en (no se sabe a ciencia cierta) dos bares madrileños que ya han desaparecido: La Casona y Casa Pellico. Las filas que había en esos lugares para consumirlas eran de campeonato, según algunas referencias históricas que hablan de ese origen.

    Hay que tener en cuenta que en épocas en las que el racionamiento o la pobreza han causado mella en algunas poblaciones de España, la patata siempre ha sido alimento barato y muy recurrido para tiempos difíciles. Por eso forma parte de la cocina mediterránea.

    La tapa es tan simple como deliciosa, ya que consiste en cortar dados desiguales de patata, cocerlos o freírlos y acompañarlos de una salsa con un poco de picante que hace honor a su nombre.

    Como dato curioso, la misma ONU publicó en 2008 un compendio de recetas de patatas de varios países. En ese recetario estaban las patatas bravas como típicas y reconocidas en España. Todo un agasajo del principal organismo mundial.

    En Mesón Rampalay tenemos para mimar tu paladar unas deliciosas patatas bravas marca de la casa. Visítanos y disfruta este platillo tan característico de la geografía española, con sus múltiples variedades a lo lardo del territorio nacional. Y si no quieres quedarte solo en las patatas, tenemos gran variedad de platillos fríos y calientes para que tu experiencia culinaria sea extraordinaria.

  • Barra de pinchos, especial del norte
    Barra de pinchos, especial del norte

    Barra de pinchos, especial del norte

    Como turista que dirige su rumbo hacia el norte de España, concretamente a Cantabria, no puedes perderte uno de los platos más exquisitos de nuestra gastronomía. Si estás en nuestra capital, debes saber bien dónde comer en Santander. No creas que lo nuestro solo es el cocido, ya que puede que te vayas sin degustar nuestros queridos pinchos. En el norte de la Península, y sobre todo por esta zona, las casas de comida ofrecen al público una gran variedad de este aperitivo expuesto en la barra para que tú puedas debatir entre uno u otro. Aunque también puedes probarlos todos, ¡están buenísimos!.

    La gente de estos lados tiene como costumbre salir a tomar algo y acompañar ese trago con tapas o pinchos. Además, una característica buena para aquellos no muy entusiastas de la noche es que este hábito también se hace al mediodía antes de comer.

    Ahora que ya sabes lo que comemos por aquí, te preguntarás dónde comer en Santander estos pinchos, más concretamente. No existe un concretamente, ya que la variedad es grande. Pero eso sí, cada uno ofrece su tipo de tapa especial, pues es una cocina con una ampla libertad de creación, es decir, que tú mismo puedes hacerlo en casa si reúnes los ingredientes necesarios. Así que ya puedes pasarte a probar los aclamados, que de entre todos los existentes, vamos a nombrarte algunos de los más famosos de España:

    1. Brochetas (rape, sepia, setas) o pincho moruno.

    2. Jamón ibérico o de pata negra.

    3. Canapés con queso fresco o con paté de toda clase.

    4. Tortilla de toda clase.

    5. Salmón ahumado con gulas o aguacate.

    Nosotros los turistas amamos la buena comida, por eso pásate por Mesón Rampalay y degusta por ti solo los pinchos y tapas que ofrecemos en carta. No te vayas sin probarlos.

  • Curiosidades sobre los pinchos
    Curiosidades sobre los pinchos

    Curiosidades sobre los pinchos

    El mar Cantábrico proporciona a las costas que baña una riqueza increíble que, por supuesto, se deja ver en su gastronomía. Productos del mar y de la tierra conforman los mejores pinchos en Santander. Desde que lo primeros asentamientos romanos pusieron sus pies en la capital, la gastronomía ha sido uno de sus baluartes.

    Entre todos los platos típicos, como el cocido montañés o la cazuela de almeja, destacan sin duda los mejores pinchos en Santander. En esta cosmopolita capital cántabra se ha desarrollado una forma diferente de comer, una manera informal y divertida de probar de aquí y de allá a través del pincho o pintxo.

    A lo largo de la historia de la gastronomía, este delicioso bocado ha ido evolucionando y cambiando y, como la tapa en Andalucía, el pincho cántabro ha cruzado fronteras y se ha convertido en un plato típico español digno de probar. Además, al haber tantísima variedad de ellos, todos los paladares, por delicados que sean, encuentran su pincho favorito.

    El pincho, que viene del verbo "pinchar", puede venir con un palillo o sin él y se puede presentar frío o caliente. Un detalle importante a tener en cuenta es que siempre debemos acompañarlo de un buen vino de la tierra como el txacolí para conseguir el maridaje perfecto.

    Al olor del éxito de los pinchos son muchos los restaurantes que basan sus cartas en este tipo de aperitivo. En nuestro mesón llevamos más de 30 años de experiencia preparándolos con gran éxito. Por nuestra cocina han pasado muchos tipos de estos deliciosos bocados. Hemos probado cientos de recetas. Hemos mejorado otras tantas, hemos experimentado y creado. Hoy en día nos sentimos orgullosos de tener una extensa carta con más de 30 tipos diferentes de pinchos. ¿Si vienes a Santander, vas a probarlos? ¡Te esperamos en Mesón Rampalay!

  • Los pinchos, identidad gastronómica del norte de España
    Los pinchos, identidad gastronómica del norte de España

    Los pinchos, identidad gastronómica del norte de España

    Podrás disfrutar del plato más típico del norte de España en los bares de tapas en Santander, pues el centro de la capital cántabra es sin duda una de las mejores zonas para degustar este aperitivo.

    El pincho consiste en una rebanada de pan sobre la que se coloca algo de comida, la cual, tradicionalmente, se sujetaba con un palillo. El alimento que se coloca encima puede ser cualquiera, pero los pinchos más tradicionales son de tortilla, pimiento relleno, croquetas y de pescados como anchoas, merluza o gulas.

    Actualmente, en los bares de tapas en Santander podrás degustar un amplia variedad de pinchos, algunos con sabores más clásicos y otros más innovadores para los más atrevidos, como de pollo al curry o costilla deshuesada con frutos secos. Todos son de altísima calidad, ya que la gastronomía del norte de España es una de las mejores y más reconocidas.

    Este aperitivo es más que simple cocina. En la cultura cántabra es típico salir a tomar algo y que las barras de los bares estén repletas de pinchos que puedes degustar charlando tranquilamente con tus amigos. Se han convertido en un atractivo turístico, pues son muchos los extranjeros que visitan el norte de España seducidos por su excelente gastronomía, de la cual los pinchos son el plato estrella. ¿Aún no te han entrado ganas de probarlos?.

    En Mesón Rampalay podrás degustar los mejores pinchos de Santander. Con más de 60 años de trayectoria, te ofreceremos la cocina cántabra de mayor calidad, ya que, además de los típicos pinchos, tenemos una gran variedad de raciones que podrás disfrutar al sol en nuestra maravillosa terraza o en la acogedora barra. Si es una comida más formal, disponemos de un amplio comedor. Si quieres disfrutar de una comida o cena agradable y de gran calidad, pásate por nuestro céntrico mesón.

  • Las propiedades del aceite de oliva
    Las propiedades del aceite de oliva

    Las propiedades del aceite de oliva

    Si quieres probar los mejores pinchos de Santander, ven a conocernos. Nadie como tú se merece disfrutar de lo mejor.

    En Mesón Rampalay te ofrecemos calidad y variedad, para que le des un gusto a tu paladar. En nuestros platos utilizamos además el aceite de oliva, fuente de numerosos beneficios que te contamos a continuación.

    Uno de los principales es que potencia el colesterol bueno, por lo que está especialmente indicado para enfermedades asociadas al estrés oxidativo como las cardiovasculares, las neurodegenerativas o el cáncer. De hecho, los últimos estudios han comprobado la eficacia de la dieta mediterránea en la prevención primaria de enfermedades cardiovasculares. Además añadir frutos secos y aceite de oliva en nuestra alimentación diaria disminuye la obesidad abdominal y los niveles de glucosa en sangre, ayudando a regular la presión arterial los niveles de triglicéridos y altas concentraciones de azúcar en la sangre.

    Otra de las propiedades del aceite de oliva es la de formar una película alrededor del estómago y del duodeno previniendo la formación de úlceras. Es, además, un gran aliado contra el cáncer de mama, ya que reduce los daños en las células sanas del paciente. 

    En pleno corazón de la capital cántabra puedes venir a degustar deliciosos platos elaborados con aceite de oliva que te proporcionarán todas sus virtudes. Puedes además encargarnos raciones y pinchos para llevar, de manera que puedas disfrutar de ellos en el entorno que tú prefieras.

    No te lo pienses más y ven a probar los mejores pinchos de Santander. ¿Te apuntas?


  • Alfonso X, el principal responsable de los pinchos
    Alfonso X, el principal responsable de los pinchos

    Alfonso X, el principal responsable de los pinchos

    Tienes que venir a probar los mejores pinchos de Santander. No es que lo digamos nosotros, es que así lo atestiguan centenares de clientes que han pasado por nuestro bar.

    En Mesón Rampalay ofrecemos variedad y calidad, un must a la hora de degustar buenas tapas. ¿Sabías que el culpable de esta sana costumbre fue Alfonso X allá por el siglo XIII? Un día que no se encontraba especialmente bien le recomendaron tomar un poco de vino acompañado de una pequeña cantidad de comida. Quiso compartir después con sus súbditos este remedio para su enfermedad y promulgó una ley por la que era obligatorio para los taberneros ofrecer algo de comer junto con la bebida. Podemos pensar que de ahí viene su nombre Alfonso X "el Sabio". 

    También se dice que en una ocasión un tabernero tapó la copa del rey con una loncha de jamón para evitar que se ensuciara el vino, y esa anécdota se convirtió en tradición, hasta llegar hasta nuestros días y convertirse en una de las señas de identidad de nuestra cultura en el extranjero. Tanto en bares tradicionales como en los más vanguardistas encontramos una amplia oferta de pinchos y tapas. Hay productos clásicos y otro reinventados. Y es que los bares son esos lugares en los que te sientes como en casa, donde te reúnes con los amigos, con la familia, donde reímos, disfrutamos de un partido de fútbol, planeamos las vacaciones o cualquier otro tipo de celebración. 

    España es el segundo país con más bares por habitantes de la Unión Europea, solo le supera Chipre. En cuanto a comunidades autónomas, Andalucía va a la cabeza con 40.000 bares, más que todos los que hay en Noruega, Finlandia, Dinamarca e Irlanda juntas.

    Ven a probar los mejores pinchos de Santander. Una verdadera delicia.

  • La cultura del tapeo
    La cultura del tapeo

    La cultura del tapeo

    Si buscas un sitio de tapas y raciones en Santander, vete a lo tradicional, pues te podrán dar fe de la importancia del tapeo en España. Desde el otro lado de la barra, los camareros han sido testigos durante estas décadas de cómo, efectivamente, salir de tapas es uno de los elementos más importantes de nuestra cultura gastronómica.

    Hay quien gusta de tapear de pie, junto a la barra, y hay quien prefiere hacerlo cómodamente en una mesa. En cualquier caso, es una forma de comer ligero y variado, casi siempre en compañía, que favorece la comunicación y las relaciones sociales. Es tal el éxito de esta tendencia gastronómica que se ha llegado incluso a instaurar un Día Mundial de la Tapa.

    Sabemos que salir a tomar tapas y raciones en Santander es salir a degustar una amplia variedad de aperitivos y platos, desde los más típicos a los más innovadores, pero es también un acto social muy arraigado, que constituye una de las señas de identidad de nuestro país más afamadas en el extranjero.

    Además, tapear no está reñido con comer sano: las recetas más típicas incluyen vegetales, legumbres, carnes o pescados, alimentos propios de la dieta mediterránea. Ensaladilla, tortilla de patatas, albóndigas, croquetas, calamares, gambas al ajillo, pinchos morunos, pimientos fritos, mejillones, embutidos y un largo etcétera constituyen ejemplos de algunas de las tapas más habituales de nuestro país.

    La hora para hacerlo depende de las circunstancias y de tus preferencias: al mediodía o por la noche; antes de comer o después de trabajar. Cualquier momento es adecuado para tomar un bocado y acompañarlo de una bebida y un rato de buena conversación. Lo mejor de la cultura de las tapas es que no tiene normas, solo hay que disfrutarla.

    Te esperamos en Mesón Rampalay para participar de una de las tradiciones más asentadas y deliciosas de nuestra gastronomía. ¡Viva el tapeo!

  • Las gambas al ajillo, un clásico de las tapas
    Las gambas al ajillo, un clásico de las tapas

    Las gambas al ajillo, un clásico de las tapas

    Si hay un clásico que no puede faltar en los bares de tapas en Santander ese es, sin duda alguna, un plato o cazuelita de gambas al ajillo, un plato reconocido en todo el mundo como típico de la gastronomía tradicional española, que puede servir como entrante, como tapa e incluso como plato principal en algunas ocasiones.

    Tan sencillo de realizar como exquisito, esta rica tapa castiza donde las haya se puede acompañar con patatas cocidas, pero lo más habitual es que se consuman solas con la ayuda de unas buenas tajadas de pan de calidad, con las que mojar el aceite, una o dos gambas y pedazos de ajo, teniendo cuidado de no coger nunca una de las guindillas, que solo se utilizan para aportar ese típico picante que tanto gusta en el Mesón Rampalay.

    Aunque para su elaboración en los bares de tapas en Santander apenas necesitamos unos minutos por lo sencillo del proceso, hay quien comete verdaderas atrocidades con este plato típico español. Por ejemplo, hay que tener en cuenta que el marisco si está fresco es muy rápido de cocinar, por lo que si lo cocinamos demasiado cambia negativamente su textura y en lugar de quedar jugoso, quedará extremadamente seco.

    Así, partimos de la base de unas gambas frescas y de calidad que hay que pelar, al igual que unos cuantos dientes de ajo que se laminan y se introducen en una cazuela de barro a fuego bastante fuerte. Cuando estén casi dorados, teniendo en cuenta de no quemarlos, se introduce una guindilla o dos, al gusto, para después introducir las gambas peladas y, tras unos segundos, se tapa y se aparte del fuego. Y ya estarán listas para servir junto con un poco de perejil picado.

  • Comer sano también en vacaciones
    Comer sano también en vacaciones

    Comer sano también en vacaciones

    Si estás de vacaciones y te estás preguntando dónde comer en Santander de una manera sana y equilibrada, nuestro restaurante es tu mejor opción.

    En ocasiones, sobre todo de vacaciones, queremos dejar de lado la comida basura y optar por cocina casera y sana, por eso es importante elegir bien dónde comer en Santander y dónde cenar. Nuestro menú del día siempre ofrece opciones para todos aquellos decididos a cuidar la línea, también en vacaciones, y para esas personas que no descuidan su alimentación aunque estén fuera de casa.

    En nuestro restaurante se pueden elegir platos calientes como espárragos a la plancha, setas, champiñones, pimientos de Padrón o de Piquillo además de la mejor selección de mariscos y pescados, una variedad que va desde los chopitos o el pulpo hasta el bacalao pasando por el cachón de la bahía, las gambas, almejas y langostinos. Las carnes también son un aliciente, gracias a la elaboración casera, para los que quieren comer sano, por ejemplo contamos con las mejores chuletillas de lechazo, un inigualable solomillo (Borgoña o al queso Picón) y con productos de puchero como nuestros callos caseros, la asadurilla de lechazo, las carrilleras de cerdo ibérico y las albóndigas caseras.

    Otra opción, por ejemplo para una cena ligera, pueden ser nuestros pinchos y brochetas. Podemos cenar una brocheta de sepia, (baja en grasa y con alta cantidad de proteínas y minerales), una brocheta de rape y setas (pescado blanco con niveles muy bajos de contenidos grasos y aporte alto en proteínas) o una brocheta de champiñón y bacón.

    En Mesón Rampalay disponemos de todas estas opciones, estamos situados en la C/ Daoíz y Velarde, 9, a cinco minutos del Palacete del Embarcadero, del Muelle y de los Jardines de Pereda. Todos nuestros se pueden pedir para consumir en el establecimiento o para llevar a domicilio.

  • La brocheta de sepia y sus cualidades nutricionales
    La brocheta de sepia y sus cualidades nutricionales

    La brocheta de sepia y sus cualidades nutricionales

    Somos uno de los mejores bares de tapas en Santander y entre otras cosas es por la variedad. Ofrecemos la friolera de treinta variedades de pinchos y más de sesenta referencias en nuestra carta de raciones, todo ello con los mejores ingredientes de Cantabria

    Las brochetas son una de nuestras especialidades. Vamos a hablarte de algunas de ellas para ir abriendo boca.

    La brocheta de sepia es una estupenda forma de consumir este molusco tan interesante al paladar por su textura y su sabor inconfundible. Una de sus particularidades es la presencia de un hueso interno compuesto de carbonato de calcio, que se usa para dietas que necesitan un alto aporte de este mineral, lo que la diferencia de otros moluscos comestibles como los calamares.

    Las sepias, chocos (sepias pequeñas) o jibias, como los llamamos en Cantabria, habitan zonas poco profundas del océano… y las brochetas de algunos de los mejores bares de tapas en Santander. Tienen muchas proteínas y minerales (además del calcio, sodio y hierro, sobre todo) y poca grasa, sobre todo en relación a su potencial alimenticio, así que nos podemos permitir cocinarlas con un buen chorrito de aceite de oliva y especiarlas a nuestro gusto.

    Si quieres hacer la sepia en casa, puedes comprarla congelada sin problema. Las combinaciones con sepia son innumerables: con habas, con salsa verde, a la andaluza, en salsa… o simplemente al ajillo o con ajo y perejil.

    Para probar nuestra famosa brocheta de sepia y todas nuestras tapas y pinchos, tendrás que venir a Mesón Rampalay. Te preparamos todo lo que necesites para llevar.

  • El parecido entre el pincho moruno y el kebab
    El parecido entre el pincho moruno y el kebab

    El parecido entre el pincho moruno y el kebab

    Aunque corramos el riesgo de parecer presuntuosos, hemos de contarte un secreto: tenemos los mejores pinchos de SantanderAsí, a tu disposición.

    En Mesón Rampalay combinamos a la perfección calidad y variedad, para que nadie se pierda un rato de goce y disfrute. ¿Sabías que uno de nuestros productos estrella, los pinchos morunos, tienen en los kebabs a sus primos hermanos? Como sabes, el pincho moruno es una brocheta elaborada con dados de carne, normalmente de pollo carne de cerdo adobado en pimentón y ajo, en muchas ocasiones picante. Es la variedad española del kebab, originario de Oriente Medio.

    El kebab original se elabora con carne de cordero, ternera o incluso pollo, nunca con cerdo, ya que la religión musulmana lo prohíbe. Se condimenta con numerosas especias que incluyen comino, orégano, cilantro, cúrcuma, pimentón, nuez moscada, cayena y canela, entre otras. Toda esta mezcla de ingredientes es triturada y añadida en distintas proporciones, dependiendo del cocinero y también del gusto del cliente. Se hace al calor de las brasas o a la parrilla y se sirve acompañado de té moruno. 

    Los pinchos morunos van clavados en un pincho de metal y se hacen a la parrilla o a la plancha. Es fácil encontrarlos elaborados en los supermercados y por supuesto en todos los bares de España. En Ceuta y Melilla es uno de los platos más típicos y se vende tanto en puestos callejeros como en bares.

    No lo dudes, para disfrutar los mejores pinchos de Santander, tienes que visitarnos. No te defraudaremos, ya que la calidad es nuestra bandera y seguro que hay más de uno y más de dos que son de tu total agrado.

  • El menú del día en nuestro país
    El menú del día en nuestro país

    El menú del día en nuestro país

    Si quieres probar unas buenas tapas y raciones en Santander tienes que acercarte a nuestro restaurante. Ofrecemos una gran variedad de posibilidades para elegir, incluyendo tanto las frías como las calientes. Pero si prefieres una comida más relajada también tenemos cada día un menú a muy buen precio para que tomes dos platos y un buen postre.

    Aunque parece que el menú del día lleva con nosotros muchos años, lo cierto es que no es tan antiguo como algunos piensan. Su origen está unido al boom turístico que sufrió nuestro país en los años sesenta. De hecho, fue en 1964 cuando se impuso como obligatorio, aunque con el nombre de menú turístico. En esa época todos los locales que sirvieran comidas y bebidas debían ofrecer un menú compuesto de entremeses, sopa o crema de primero; pescado, carne o huevos con guarnición de segundo; un postre con fruta, dulce o queso; un pan y un cuarto de litro de vino español, cerveza, sangría u otra bebida.

    El menú era una forma de promocionar la comida española entre los extranjeros. Sin embargo, muchos restaurantes desaconsejaban su consumo. De ahí que un año después se fijara un precio y se obligara a componerlo con platos de la carta. A pesar de ello, hubo muchas reticencias por parte del sector hostelero. Sería en 1970 cuando se instauró el menú del día, que siguió manteniéndose como obligatorio hasta 1981, cuando se eliminó el control de precios. Hasta hoy ha llegado esta opción de comida, que mantenemos en el Mesón Rampalay.

    Por supuesto, lo combinamos con una buena variedad de tapas y raciones en Santander. Escogemos siempre productos de gran calidad, como podrás comprobar con cualquier plato que elijas en nuestro restaurante. Ofrecemos una comida tradicional a muy buen precio.

  • Las mejores tapas con anchoas
    Las mejores tapas con anchoas

    Las mejores tapas con anchoas

    Ya sabemos que en España se come muy bien, pero, si todavía tienes dudas sobre dónde comer en Santander, vamos a abrirte el apetito con unas deliciosas tapas y unos platos con las anchoas como protagonistas.

    La anchoa tiene un sabor peculiar, pero, si es de calidad, lo notarás en la jugosidad de su carne y ausencia de espinas. Esto la hace perfecta para acompañar platos fríos como ensaladas, tostas o canapés, con los que se te hará la boca agua:

    - Tosta de anchoas y pimientos del piquillo: se trata de una combinación perfecta como entrante o acompañamiento de alguna bebida. Si eres de los que mira con detenimiento dónde comer en Santander, debes tener en cuenta la calidad de las anchoas antes de pedir cualquier tapa, ya que un exceso de sal nos puede arruinar todo el sabor original. 

    - Ensalada de tomate, queso fresco y anchoas: un plato principal idóneo para los días más calurosos. El toque sabroso lo aporta la anchoa, a la vez que se suaviza con el queso y se refresca con el tomate natural. Lo mejor es regar esta ensalada con un buen aceite de oliva y una pizca de pimienta (sin sal). ¡Simplemente, deliciosa!

    - Anchoas al natural con aceite de oliva virgen extra: si quieres disfrutar del sabor de la anchoa en todo su esplendor, no dudes en pedir una tapa de anchoas al natural en un buen aceite. Que no te engañen: para disfrutar de todo el sabor, las anchoas deben ir acompañadas de aceite de oliva de sabor intenso.

    En nuestro Mesón Rampalay podrás disfrutar de estos y otros platos típicos de la gastronomía cántabra. Déjate seducir por la mezcla de sabores y disfruta de la buena comida, en la mejor compañía. Visítanos y descubre nuestra variedad de platos, tapas y pinchos. Te complaceremos. 

  • Las rabas, típicas de Santander
    Las rabas, típicas de Santander

    Las rabas, típicas de Santander

    Para tomar unas buenas tapas y raciones en Santander te aconsejamos que pases por nuestro bar. Tenemos una gran selección de raciones que preparamos cada día. Entre ellas no pueden faltar las famosas rabas.

    Este plato se prepara con los calamares cortados en tiras delgadas, lo que da esa forma tan característica. Después de cortarlos hay que sumergirlos en leche durante unas tres horas para que vaya cogiendo ese sabor tan especial.

    Por otra parte, colocamos un poco de harina (en función de la cantidad de rabas que vayamos a preparar) en un recipiente hondo, y añadimos una cucharada de aceite, algo de sal y un poco de agua. Con todo ello vamos a formar una masa espesa.

    Cuando la tengamos preparada habrá que colocar los calamares en dicha masa para empaparlos bien. A continuación, tendremos que escurrirlos un poco para evitar que haya demasiada masa, y se empiezan a freír en abundante aceite caliente.

    Para servirlos se colocan en una bandeja y con unos gajos de limón para que las personas se puedan echar a su gusto.

    Si quieres probar unas buenas rabas o muchas otras tapas y raciones en Santander, te aconsejamos que pases por nuestro restaurante. Elaboramos más de 30 variedades de pinchos y podrás comer bien a un precio muy económico.

    En Mesón Rampalay tenemos los platos típicos de la región. Si quieres, también puedes hacer encargos de raciones y pinchos para llevar a casa. La mejor forma de organizar una comida sin tener que pasar horas en la cocina. 

  • Un lugar diferente para comer en Santander
    Un lugar diferente para comer en Santander

    Un lugar diferente para comer en Santander

    A la hora de buscar un lugar dónde comer en Santander, un punto a favor del local es que nos ofrezca varias opciones sobre las que elegir, no solo en la carta, sino en lo referente al formato.

    Una de las posibilidades que se ofrecen es la de los pinchos, pequeñas porciones de comida encima de una rebanada de pan que se han asociado tradicionalmente al aperitivo o como tentempié antes de las comidas principales. Aunque comunes desde hace muchos años en Santander y en el norte de España en general, en los últimos años han adquirido la categoría de obra de arte culinaria. ¿No os ha pasado nunca que, al ver un pincho de elaboración compleja, os han dado ganas de hacer una foto antes de comerlo? De empezar a elaborarlos con la base de productos tradicionales de la tierra como el bonito o las anchoas de Santoña, hoy nos atrevemos con combinaciones más atrevidas, introduciendo incluso recetas exóticas como el pollo al curry.

    Algo que se está poniendo muy de moda en los últimos años en los lugares dónde comer en Santander es pedir raciones, lo que nos permite probar varios platos en pequeñas cantidades. Pueden ser frías o calientes. El embutido ibérico puede ser una posibilidad interesante si buscamos un producto de alta gama, pero a veces también nos pueden apetecer platos más populares como unas patatas bravas o unos callos bien cocinados.

    Finalmente, hay que destacar la importancia de que un local cuente con un menú del día con varios platos a elegir y que, sin desmerecer la calidad, tenga un precio accesible porque eso nos permite decantarnos por una u otra alternativa.

    En el Mesón Rampalay, en pleno centro de Santander, te ofrecemos todas estas posibilidades para que te decantes por aquella que más te apetezca.

  • Algunos quesos típicos de Cantabria
    Algunos quesos típicos de Cantabria

    Algunos quesos típicos de Cantabria

    Entre los bares de tapas de Santander puedes encontrar el nuestro, en el que ofrecemos los productos más típicos de la tierra. De algunos de ellos te hemos hablado en entradas previas de nuestro blog. Por eso en este nuevo post nos vamos a detener en los quesos de Cantabria.

    Uno de los quesos típicos de nuestra tierra es el denominado Queso Nata. Se elabora con leche pasteurizada de vaca frisona. Tiene una corteza blanda, lisa y de tonalidad amarillo hueso, como el interior. Es un queso cremoso en el interior (al que se refiere el nombre) y con la pasta bien prensada y semicocida. Se puede usar para el postre, el aperitivo o incluso como ingrediente en algunos platos.

    El queso de Liébana tiene un formato pequeño. Se produce en la comarca que le da nombre, y se puede elaborar con leche pasteurizada de vaca, oveja o cabra. Incluso se pueden mezclar diferentes tipos de leche. Suele tener un sabor suave y su textura es mantecosa, de color amarillento. Es un queso sin prensar, con algunos agujeros, compacto y con una corteza fina. Se puede elaborar ahumado y sin ahumar. Se suele usar en repostería y para ensaladas.

    Otro tipo de queso típico de nuestra tierra es el queso Picón Bejes – Tresviso, de tono verde azulado, con vetas blancas y un intenso olor. Se madura durante meses en las cuevas de Picos de Europa (a más de mil metros de altitud). Se elabora con mezcla de leches de oveja, cabra y vaca, y su sabor es algo picante y salado.    

    Si quieres probar estos y otros productos y platos cántabros te aconsejamos que pases por el Mesón Rampalay.

    Entre los bares de tapas de Santander, el nuestro es uno de los que mejores productos te ofrece.

  • Ventajas de encargar tapas y raciones para comer en casa
    Ventajas de encargar tapas y raciones para comer en casa

    Ventajas de encargar tapas y raciones para comer en casa

    Las tapas y raciones en Santander son uno de los mayores placeres de visitar este rincón del Cantábrico. La amplia variedad de sabores y los excelentes productos con los que contamos hacen que sean una de las mejores opciones para comer si estás de visita en la ciudad o si quieres disfrutar de una agradable experiencia. En los últimos tiempos hemos podido comprobar cómo cada vez más personas optan por comprar las tapas y las raciones para después tomarlas en su casa. Lo cierto es que es una opción realmente interesante. En este artículo observaremos las ventajas que tiene el poder disfrutar de este servicio.

    En primer lugar, el poder comprar tu tapas y raciones en Santander para comer en tu casa es una manera magnífica de ahorrar tener que cocinar cuando tienes un día con la agenda muy apretada. De esta manera, no tendrás que recurrir a los insanos productos precocinados y podrás gozar de buenos alimentos.

    En segundo lugar, las tapas y raciones son una inmejorable opción cuando vamos a celebrar un encuentro en nuestra casa. Al tener invitados, nos ahorraremos tener que estar pendientes de la cocina en todo momento, pudiendo ejercer como perfectos anfitriones. Además, podemos ofrecer una amplia variedad de sabores, en la que todo el mundo podrá disfrutar de tapas para todos los gustos.

    En el Mesón Rampalay de Santander podrás realizar tus encargos de pinchos y raciones para llevar. Ponte ya en contacto con nosotros o acércate y encarga aquellos que más te gusten.

  • Lo mejor de la gastronomía cántabra: su historia y tradición
    Lo mejor de la gastronomía cántabra: su historia y tradición

    Lo mejor de la gastronomía cántabra: su historia y tradición

    La cocina cántabra es una de las más reconocidas de España. Por la frescura de sus ingredientes y riqueza de sus platos, a los que sabemos dónde comer en Santander no se nos escapa que la gastronomía de Cantabria está entre las mejores del país. Sin embargo, no mucha gente conoce los orígenes de esta tradición que conquista cualquier paladar. Hoy vamos a contarte un poco más sobre la historia de los mejores manjares cántabros. ¿Estás preparado?

    Lo mejor de la gastronomía cántabra: su historia y tradición. 1. El cocido montañés

    Para los que entendemos sobre dónde comer en Santander, la puchera montañesa es probablemente el plato más insigne de Cantabria. La historia sitúa su origen entre los siglos XVII y XVIII, cuando se empleaba como remedio contra el duro clima de los meses invernales. Gracias a su aporte calórico, este plato permitía a los pastores continuar con sus labores en la montaña, ya que extraían de él toda la energía que necesitaban.

    2. Los sobaos pasiegos

    El moderno sobao de los valles pasiegos ubica su nacimiento tal y como lo conocemos hoy en el año 1896, cuando Eusebia Hernández Martínez (cocinera del célebre doctor Madrazo) utilizó por primera vez la receta moderna. Esta incluía ya azúcar (que hasta el siglo XIX había sido un lujo), mantequilla, limón rallado, anís y levadura, creando así la exquisitez que conocemos hoy día.

    3. Marmita de bonito

    El sorropotún es un guiso marinero, con mucha solera en el área de San Vicente de la Barquera. Este plato tiene su origen en los barcos pesqueros, donde con frecuencia se empleaba el atún recién pescado como componente principal de un cocido hecho a base de patatas y alguna otra verdura.

    Si estás buscando donde comer en Santander y no te decides, pásate por el Mesón Rampalay y te serviremos lo mejor de la gastronomía de Cantabria en un ambiente acogedor.

  • Delicias de Cantabria
    Delicias de Cantabria

    Delicias de Cantabria

    ¿Dónde comer en Santander? Esta es una de las preguntas más repetidas por aquellos que visitan la zona y los propios cántabros. La gastronomía de la región es uno de los grandes atractivos de la ciudad. A continuación, te contaremos algunos de los platos más famosos de Cantabria.

    - Las rabas son una de las grandes especialidades de la zona. Si visitas Santander, no te puedes marchar de la ciudad sin probar un buen plato de estos calamares. Es uno de los aperitivos más típicos de Cantabria y que más éxito tiene. Además, su consumo te ofrece muchas propiedades nutricionales y beneficios para la salud.

    - Otra delicia cantábrica es la anchoa de Santoña. Consideradas por los expertos y críticos gastronómicos como unos de los mejores pescados azules del país, su sabor a mar y textura carnosa no te dejarán indiferente. Es importante conocer dónde comer en Santander anchoas de Santoña.

    - El queso es otro elemento muy valorado en la gastronomía de Cantabria. Hasta tres de ellos tienen Denominación de Origen, cada uno de los cuales con sabores distintos y peculiares. No te olvides de pedir una ración de queso cantábrico en tu visita a Santander.

    - En Cantabria, la gastronomía de la zona se mezcla con platos típicos de otros lugares de España. Así pues, Santander es un buen sitio para degustar tapas y raciones de patatas bravas, tortilla de patata y embutidos como el salchichón o jamón.

    - El pulpo a la gallega, originario de Galicia, destaca por su sabor y tradición. A causa de su éxito, se ha extendido por todo el país y puedes encontrarlo en los bares de tapas de Santander.

    Desde el Mesón Rampalay, te invitamos a visitar Cantabria y Santander y disfrutar de nuestra rica y variada gastronomía y nuestros admirables paisajes. Desde el campo y mar al plato. 

  • Los beneficios de comer calamar
    Los beneficios de comer calamar

    Los beneficios de comer calamar

    Uno de los platos típicos que podemos disfrutar en los bares de tapas de Santander son las rabas. Este manjar tiene en el calamar a su ingrediente principal, un molusco de mar muy valorado tanto en la cocina mediterránea como en otras a lo largo de todo el mundo. Aquí te contaremos algunas de las propiedades nutricionales de este alimento y los beneficios de su consumo.

    Las proteínas de buena calidad son uno de los rasgos distintivos del calamar en lo que a propiedades nutricionales se refiere, aportando la mayoría de los aminoácidos esenciales para nuestro organismo. Al mismo tiempo, destaca su bajo contenido en grasas y calorías y a pesar de que contiene bastante colesterol, su consumo moderado no supone un problema para los niveles soportados por nuestro cuerpo.  

    Desde el Mesón Rampalay nos comentan que el calamar aporta muchos minerales, destacando el potasio, magnesio, fósforo y hierro. Las vitaminas que contiene son en bajas cantidades, especialmente A, B3 y B12. 

    En cuanto a los beneficios de su consumo, en los bares de tapas de Santander nos comentan que el calamar es un alimento habitual de las dietas de adelgazamiento y en general de cualquiera que persiga una alimentación equilibrada y saludable, ello gracias a su bajo aporte calórico y contenido graso.   

    Por otro lado, se trata de un alimento ideal para el metabolismo debido a que el yodo que contiene regula la energía de nuestro organismo así como el funcionamiento correcto de nuestras células. 

    Por último, otros beneficios que trae aparejado el consumo de calamar es que ayuda a procesar los carbohidratos, a regular el colesterol, a fortalecer cabello, piel y uñas y al buen funcionamiento de la glándula tiroides.

  • Una ración de auténticas anchoas de Santoña
    Una ración de auténticas anchoas de Santoña

    Una ración de auténticas anchoas de Santoña

    Si hay una ración demandada por excelencia en los bares de tapas en Santander esa es sin duda la de anchoas de Santoña, consideradas por los mejores cocineros y críticos gastronómicos como el oro del Cantábrico, por su alto sabor a mar, su textura carnosa y sin espinas y bajo contenido en sal.

    Aunque hay muchas otras localidades en Cantabria que se dedican a la producción de anchoas, es en esta localidad donde se hacen las más famosas desde nada menos que el año 1880, cuando la flota italiana instaló en la localidad cántabra la primera fábrica de salazón y desde entonces se fabrican y exportan las mejores anchoas del Cantábrico y las que, por supuesto, puedes encontrar en el Mesón Rampalay.

    Se trata de un producto que no solo es rico por su exquisito sabor, sino también por sus propiedades nutricionales. Es un pescado azul y como tal es rico en ácidos grasos omega 3, es decir, la grasa que todos los médicos recomiendan porque ayuda a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos con su consiguiente mejora en la circulación de la sangre. Además, las anchoas también son ricas en algunas vitaminas como la B2, B3, B6 y B9 y B12, teniendo además muy pocas calorías, ya que por cada 100 gramos solo aportan 138 calorías.

    Hay muchas formas de degustar las anchoas en los bares de tapas en Santander, pero la mejor forma de comprobar su exquisito sabor es probarlas simplemente con un chorro de aceite de oliva. Sin embargo, son muy versátiles y pueden ser el producto estrella de una ensalada o formar parte de otras tapas y tostas junto a quesos o pimientos.





  • Comida para llevar de calidad
    Comida para llevar de calidad

    Comida para llevar de calidad

    Hoy en día es habitual que tengamos que comer fuera de casa. Los horarios de trabajo suelen ser complicados y se extienden, por lo general, durante todo el día. Ante esta situación solo caben dos opciones, o comer en un restaurante o preparar la comida en casa. Aunque nuestro restaurante te ofrece una buena alternativa, puedes encargar nuestras tapas y raciones en Santander para llevarlas donde quieras.

    Y es que esa es una de las alternativas más interesantes que puedes encontrar. Lo bueno de comer en casa o en la oficina cuando tengas prisa, junto a lo bueno de no tener que preparar tu propia comida. Y es que no tendrás que preparar ningún plato. Tan solo hay que elegir entre la amplia carta de nuestro restaurante.

    Disfruta de una buena comida, sana y equilibrada, todos los días que lo necesites. Tan solo debes echar un vistazo a nuestro menú cada día para escoger los platos que prefieras. En poco tiempo los tendrás preparados para llevar donde prefieras.

    Cuando estamos trabajando lo último que buscamos es perder el tiempo con algunas cosas que realmente no son importantes en ese momento. No obstante, es fundamental mantener una buena comida diaria para mantener un régimen equilibrado. Al escoger tu comida en un restaurante como el nuestro tienes la seguridad de que estás escogiendo platos de calidad a buenos precios. Y no tienes que perder apenas tiempo.

    En el Mesón Rampalay vas a encontrar numerosos platos para escoger durante cada día.

    Prueba nuestras tapas y raciones en Santander y seguro que repites, tanto para comerlas en tu casa como para disfrutarlas en nuestro restaurante. 

  • Beneficios nutricionales del salchichón
    Beneficios nutricionales del salchichón

    Beneficios nutricionales del salchichón

    Como uno de los mejores bares de tapas en Santander, nos gustaría aprovechar el siguiente post para comentar los beneficios del consumo de salchichón, uno de los productos que más gustan a nuestros clientes.

    ¿Quieres saber por qué es bueno para tu organismo tomar salchichón? Si es así, no te pierdas este post. Primero, hay que destacar que es un alimento con un alto contenido en sodio, ya que 100 gramos de esta carne nos aportan unos 2.100 miligramos de este mineral.

    Entre las propiedades nutricionales del salchichón, debemos comentar que de cada 100 gramos de producto, 19,25 mg son proteínas, 1 mg es hierro, 15,79 mg son calcio, 160 mg son potasio, 14,70 mg son yodo, 1,80 mg son zinc, 1,40 mg son carbohidratos, 11,20 mg son magnesio, 242 mg son fósforo…. Asimismo, también es rico en vitamina A, vitamina B1, vitamina B3…

    Como uno de los bares de tapas en Santander de referencia, también queremos informarte de que el salchichón es un alimento calórico -438 kcal por 100 gramos de producto-. Respecto al colesterol, posee 77,70 mg y 39,50 mg de grasa.

    Todos estos datos son genéricos y pueden cambiar en función del tipo y la cantidad de la carne, además de otros factores que pueden influir en la modificación de sus nutrientes. La preparación de este embutido también afecta a sus características y propiedades nutricionales.

    Si quieres probar los mejores pinchos de nuestra ciudad, no dudes en venir cuanto antes a Mesón Rampalay. Te esperamos con las puertas abiertas.

  • Pincho de rape y setas
    Pincho de rape y setas

    Pincho de rape y setas

    Entre los mejores pinchos en Santander destaca el de rape y setas. En nuestro restaurante lo ofrecemos, y hoy en este post compartimos nuestra receta. Toma nota: 

    Ingredientes:

    - Un puerro grande.

    - Un lomo de rape.

    - 250 gramos de champiñones.

    - Una cucharada sopera de salsa de soja. 

    - Aceite de oliva.

    - Un vaso de vino blanco .

    - Sal. 

    - Pimienta y algo de perejil.

    Preparación:

    - Corta el puerro en trozos muy finos y saltéalo en una sartén con muy poco aceite. Limpia los champiñones y quita el tallo.

    - Lamínalos e incorpóralos a la sartén del puerro. Sazona. Desde Mesón Rampalay te recomendaremos que cuando todo esté bien pochado, añadas la copa de vino blanco y la cucharada de salsa de soja. Cocina a fuego suave hasta que reduzca.

    - Corta el rape en 6 partes y ásalo a la plancha con algo de aceite.

    - A la hora de elaborar las brochetas, ves intercalando el rape con los champiñones. Salpimienta y pon algo de perejil picado encima de cada champiñón que incorpores a la brocheta.

    - Pon en un plato hondo las verduras cocinadas con la brocheta terminada encima.

    Entre los mejores pinchos en Santander, además de la brocheta de rape y setas, cabe destacar otros como el de champiñón y bacón o el de sepia. No te quedes sin saborearlos, en nuestro restaurante podrás comerlos en cualquier momento del día. Ven y disfruta de la mejor comida de la provincia, ¡querrás repetir!

  • El secreto de los pinchos morunos: el adobo
    El secreto de los pinchos morunos: el adobo

    El secreto de los pinchos morunos: el adobo

    En un bar que se precie de tener los mejores pinchos en Santander no puede faltar un clásico de este tipo de tapas, el pincho moruno, denominado en algunos lugares de España como pinchito, la tradicional brocheta elaborada con dados de carne, habitualmente de pollo o de carne de cerdo, aunque admite de cualquier otro tipo, adobado en pimentón, generalmente picante, según el tipo de pimentón empleado en el adobo.

    Y es que si por algo se caracteriza este pincho y por lo que es conocido es por el adobo, el auténtico secreto de esta tapa en el Mesón Rampalay. Probablemente, en cada restaurante o bar tengan su propia receta de adobo para pinchos morunos, pero todos ellos suelen tener como denominador común el pimentón picante, con la única salvedad de que se haga una edición especial para los más pequeños, a los que también les encantan los pinchos morunos, porque en su caso hay que evitar el picante.

    No por ser un clásico de nuestra gastronomía, con origen en la tradición culinaria andaluza y magrebí de Ceuta y Melilla, debe faltar en la carta de los mejores pinchos en Santander. Se caracteriza por ese típico pincho de metal o de madera de 20 o 25 centímetros de largo en el que se insertan pedazos de carne hechos a la parrilla o a la plancha.

    Lo ideal es acompañarlos con una cerveza o un buen vino, aunque la receta tradicional, condimentada con una mezcla especial de especias como el comino, orégano, cilantro, cúrcuma, alcaravea, pimentón, nuez moscada, cayena o canela, se servía con té moruno.





  • Las tapas y raciones más típicas en nuestro país
    Las tapas y raciones más típicas en nuestro país

    Las tapas y raciones más típicas en nuestro país

    Como grandes expertos en todo tipo de tapas y raciones en Santander hemos tenido la inmensa fortuna de atender a todos nuestros clientes de la forma más profesional, ofreciéndoles los platos más sabrosos y tradicionales junto con una atención completa. Es por ello que nos gustaría aprovechar estas próximas líneas para explicaros cuáles son las recetas más demandadas dentro de nuestras fronteras.

    Seguramente no haya ni que decir que la tortilla de patata es la auténtica reina dentro del mundo de las tapas, una receta tan española que incluso permite una pequeña “guerra” en su forma de preparación. Cada lugar, cada persona tiene su forma de elaborarla personal y lo mejor de todo es que estará sabrosa casi de cualquier forma.

    Gracias a nuestra experiencia en tapas y raciones en Santander podemos contarte que si la tortilla es la reina, el jamón ibérico es el rey por su textura, por su sabor, por su tacto o por su aroma. Disfrutar de un buen plato de este embutido junto con un vino es una delicia para nuestros sentidos.

    ¿Y qué decir de las patatas bravas? ¿Quién se ha resistido a probar una, dos o las que hagan falta mientras se charla animadamente con un grupo de amigos? La forma más habitual de preparación son en forma de dados irregulares, fritas en abundante aceite y acompañadas de una salsa de tomate picante.

    Otras raciones, como el pulpo a la gallega, destacan por su sabor y su tradición. Lógicamente esta receta proviene de Galicia, región pulpera por excelencia en nuestro país. Tal es su fama que no es nada extraño disfrutar de esta tapa en cualquier punto de España.

    Para terminar, desde el Mesón Rampalay no nos podíamos olvidar de otra tapa mundialmente conocida. la croqueta. Aunque es originaria de Francia, lo cierto es que en nuestro país ha conseguido una fama increíble gracias a la gran cantidad de variedades e ingredientes que permite. 

  • El origen de las tradicionales tapas españolas
    El origen de las tradicionales tapas españolas

    El origen de las tradicionales tapas españolas

    ¡Bienvenidos a nuestro blog!

    A lo largo de nuestra trayectoria como uno de los mejores bares de tapas en Santander, podemos afirmar que cada vez más personas se acercan hasta nuestro establecimiento para disfrutar de un momento agradable en compañía de sus familiares, amigos o compañeros de trabajo. Ya que uno de los destacados de nuestra carta son las tapas, nos gustaría inaugurar este espacio contándote cuál es el origen de las mismas. Y es que las tapas no son conocidas solo dentro del territorio español, sino en el mundo entero. A los extranjeros les encantan las tapas y les llama la atención este aperitivo tan típico de nuestro país.

    A pesar de que nos encontramos que muchas historias y leyendas acerca del origen de las tapas, la mayoría de los historiadores coinciden que este aperitivo comenzó a popularizarse a raíz de una anécdota que sucedió en Cádiz durante el reinado de Alfonso XIII. El monarca, que decidió detenerse en un bar de Ventorrillo el Chato para descansar de un viaje, pidió una copa de vino. El camarero, temeroso de que el fuerte viento depositara arena en la copa, optó por taparla con un plato pequeño con jamón serrano.

    Como uno de los mejores bares de tapas en Santander, queremos recordarte que  esta práctica comenzó a popularizarse a partir de entonces y se extendió al resto del país hasta nuestros días. En la actualidad las tapas y los pinchos son una seña de identidad que llama la atención a muchos extranjeros. De hecho hoy en día las creaciones y propuestas de aperitivos son mucho más arriesgadas, y se busca la mezcla de texturas y sabores.

    En Mesón Rampalay somos un establecimiento especializado en tapas  y pinchos. Disponemos de una amplia y variada carta y te garantizamos un trato cercano y personalizado.