En cualquier bar restaurante en Santander pueden ofrecerte diferentes tipos de platos calientes. Uno de ellos, las rabas. Puede que no conozcas de qué se trata, pero en este post te lo vamos a explicar.

Lo primero es recomendarte que si visitas cualquier bar restaurante en Santander preguntes si tienen rabas, de esta forma, podrás conocerlas.

En Cantabria, las rabas son aquellos aros, tiras o trozos de diferentes tipos de cefalópodos que son enharinados y fritos en aceite caliente.

Puede que lo primero que se te venga a la mente sean los calamares, chocos, etc. Pero la cuestión radica en que se llama raba sea cual sea el animal en cuestión. De manera que en muchos restaurantes y bares te especifican cuál es el tipo de raba, por ejemplo, “rabas de jibión”.

Para comer unas buenas rabas, estas deberán estar con una fritura intensa, pero de forma breve. Esa intensidad le dará un color dorado y crujiente. Pero habrá que hacerla breve, porque de lo contrario puede volverse algo chicloso. Algo fundamental es que estén bien escurridas para que no haya rastro de aceite en el plato.

Pero en el resto de España, lo más común es que estas rabas se concreten en los típicos calamares fritos, los que se sirven en bocadillos en Madrid o en tapas en Andalucía.

Da igual cómo se llamen y si son de un tipo de cefalópodo u otro. Lo importante es que estén bien cocinadas y no quede nada en el plato.

Nosotros ofrecemos rabas de varios tipos, por lo que puedes disfrutar de este manjar en diferentes cefalópodos. Para ello, solo tienes que visitarnos en Mesón Rampalay. Nuestros cocineros saben cocinarlas de la mejor manera posible, dándole el toque de harina adecuado y friéndolas a la temperatura perfecta durante el tiempo requerido.