Tel: 942 31 33 67 -
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado

Curiosidades sobre los pinchos

Curiosidades sobre los pinchos

El mar Cantábrico proporciona a las costas que baña una riqueza increíble que, por supuesto, se deja ver en su gastronomía. Productos del mar y de la tierra conforman los mejores pinchos en Santander. Desde que lo primeros asentamientos romanos pusieron sus pies en la capital, la gastronomía ha sido uno de sus baluartes.

Entre todos los platos típicos, como el cocido montañés o la cazuela de almeja, destacan sin duda los mejores pinchos en Santander. En esta cosmopolita capital cántabra se ha desarrollado una forma diferente de comer, una manera informal y divertida de probar de aquí y de allá a través del pincho o pintxo.

A lo largo de la historia de la gastronomía, este delicioso bocado ha ido evolucionando y cambiando y, como la tapa en Andalucía, el pincho cántabro ha cruzado fronteras y se ha convertido en un plato típico español digno de probar. Además, al haber tantísima variedad de ellos, todos los paladares, por delicados que sean, encuentran su pincho favorito.

El pincho, que viene del verbo "pinchar", puede venir con un palillo o sin él y se puede presentar frío o caliente. Un detalle importante a tener en cuenta es que siempre debemos acompañarlo de un buen vino de la tierra como el txacolí para conseguir el maridaje perfecto.

Al olor del éxito de los pinchos son muchos los restaurantes que basan sus cartas en este tipo de aperitivo. En nuestro mesón llevamos más de 30 años de experiencia preparándolos con gran éxito. Por nuestra cocina han pasado muchos tipos de estos deliciosos bocados. Hemos probado cientos de recetas. Hemos mejorado otras tantas, hemos experimentado y creado. Hoy en día nos sentimos orgullosos de tener una extensa carta con más de 30 tipos diferentes de pinchos. ¿Si vienes a Santander, vas a probarlos? ¡Te esperamos en Mesón Rampalay!

haz clic para copiar mailmail copiado